Normativa de seguridad para puertas de garaje

Desde el 1/11/2017 la normativa de aplicación para las puerta de garaje, industriales y comerciales es la UNE-EN 13241:2004+A2:2017, normativa que vino a sustituir a la UNE-EN 13241:2004+A1:2011.

Esta norma europea regula los requisitos de seguridad y prestaciones para puertas de garaje, industriales y comerciales, salvo las características de resistencia al fuego y control de humos, que se incluyen en la Norma EN 16034.

¿Qué cambios introduce la nueva normativa?

La nueva normativa para puertas introduce cambios que afectan al título, objeto y al campo de aplicación, siendo este último, donde se produce la novedad más destacable. Este cambio sustancial consiste en que dejan de sujetarse a esta norma las puertas peatonales al tener ya su norma de producto: la norma EN 16361. El resto de cambios no son sustanciales, siendo de mera denominación.

¿Es obligatorio adaptar la puerta de garaje a las normativas de seguridad?

Las puertas que han sido instaladas a partir de mayo 2005, ya deberían disponer de todos los elementos de seguridad exigidos, por lo que no necesitan, en un principio, de ningún tipo de adaptación.

Para los casos de puertas instaladas con anterioridad a esta fecha y en los que se aplique alguna modificación considerada de importancia, la respuesta es sí. Habrán de ser dotadas de las seguridades mínimas que se recogen en la normativa UNE-EN 13241:2004+A2:2017, siendo marcada CE por el instalador/fabricante que asuma su modificación.

Desde mayo de 2005 es obligatorio disponer de la siguiente documentación:

  • Factura, que indique de forma detallada los elementos instalados
  • Placa identificativa con la marca CE, fijada en la puerta.
  • Declaración de conformidad: Sellada y firmada
  • Manual de uso y Mantenimiento.

Requisitos mínimos para cumplir con la normativa de seguridad:

  • Contrato de mantenimiento: Las puertas de garaje deben ser mantenidas obligatoriamente conforme se consigna en el referido informe del Ministerio de Industria. Las puertas, portones y barreras situados en zonas accesibles a las personas y utilizadas para el paso de mercancías y vehículos tendrán marcado CE de conformidad con la norma UNE-EN 13241-1:2004 y su instalación, uso y mantenimiento se realizarán conforme a la norma UNE-EN 12635:2002+A1:2009.
  • Bandas de seguridad: La banda de seguridad es un sistema anti-aplastamiento, que invierte la maniobra del motor en caso de contacto con la goma blanda. Se instala en bordes que pueden aprisionar personas u objetos que se puedan encontrar accidentalmente en la trayectoria de la automatización.
  • Fotocélula exterior: elemento de seguridad instalada en la parte exterior del garaje que detecta mediante corte del rayo infrarrojo cuando una persona, un vehículo, una mascota o cualquier elemento atraviesa el arco de la puerta cuando está cerrando.
  • Fotocélula interior: elemento de seguridad instalada en la parte interior del garaje que detecta mediante corte del rayo infrarrojo cuando una persona, un vehículo, una mascota o cualquier elemento atraviesa el arco de la puerta cuando está cerrando.
  • Sistema de paracaídas: es un sistema de seguridad para evitar la caída libre de la puerta basculante en caso de rotura de cables de acero o cadena. (exclusivo para puertas basculantes)
  • Bisagras o sistema antipinzamiento: protección en la zona de bisagras en puertas batientes o basculantes para evitar el cizallamiento de manos.
  • Paro de emergencia: cuadro de control que corta la corriente eléctrica mediante un pulsador en caso de emergencia.

Opcional:

  • Lámpara de señalización: piloto luminoso y/o acústico con intermitencia ideal para señalizar y avisar sonoramente de la presencia de un vehículo cuando entra o sale del garaje.
  • Semáforo: elemento de señalización que indica la conveniencia o no de atravesar la puerta mediante un semáforo de colores rojo/verde.
  • Lazo magnético: es utilizado para detectar vehículos (automóviles o motos) cuando dicho vehículo pasa por encima del la puerta reinvierte la maniobra al igual que si pasáramos por delante de una fotocélula. También se suele instalar un lazo magnética para evitar que un propietario abra la puerta para entrar de forma peatonal, por lo tanto la puerta solo abriría si el lazo magnético detecta un vehículo en la zona donde se instala el bobinado (normalmente en el suelo enterrado).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *